10.000 agentes protegerán la cumbre de la OTAN en Madrid

Policía Nacional

10.000 agentes, entre policías nacionales, municipales, guardias civiles, y personal de emergencias, se desplegarán en la ciudad durante la cumbre de la OTAN. Se trata del mayor despliegue de seguridad de la historia reciente, según han informado fuentes del Ministerio del Interior. La bautizada como Operación Eirene buscará que la cumbre se desarrolle «con altos niveles de tranquilidad y paz social». Es también un nombre cargado de simbolismo por la guerra de Ucrania, un conflicto que marcará la agenda y que ha devuelto a la OTAN un papel protagonista en la política internacional que había perdido en las últimas décadas. Acudirán a la cumbre más de 5.000 participantes, concretamente 2.000 delegados, 2.000 periodistas y cerca de mil personas de la organización.