A información pública la mejora de 64 paradas de autobús en las comarcas de Santiago y Costa da Morte


El delegado de la Xunta, Gonzalo Trenor, acompañado por el alcaldesa de Santa Comba, María Pose, informó que el Diario Oficial de Galicia publicó este miércoles el anuncio por el que se somete a información pública el proyecto de mejora de 64 paradas de autobús en 10 ayuntamientos de las comarcas de Santiago y de Bergantiños-Costa da Morte que supondrán una inversión autonómica de 2,7 millones de euros.

Se trata, dijo, de uno de los proyectos del Plan de mejora de la seguridad y accesibilidad de las paradas de autobús en las carreteras autonómicas, con el que la Xunta ha previsto invertir alrededor de 35 M€ para la mejora de 1.100 paradas en toda Galicia.

El proyecto que ahora se somete a información pública abarca 64 paradas en las rutas de acceso por el noroeste de la ciudad de Santiago en la AC-300, AC-400, AC-404, AC-406, AC-407, AC-432, AC- 441, AC-445, AC-451, AC-453, AC-543, AC- 546, AC-550 y AC-552. Estas intervenciones afectarán a un total de 65 parcelas, la cuya expropiación se destinarán algo más de 78.000 euros.

Concretamente, en el Ayuntamiento de Santa Comba, se mejorarán 13 paradas; en Ames 9; en Brión 21; en Camariñas 2; en Cee 1, en Corcubión 1, en Dumbría 4, en Fisterra 7, en Vimianzo 2 y en Zas 4 paradas. En total el proyecto contempla la mejora de 64 paradas.

Según explicó Gonzalo Trenor las intervenciones previstas supondrán el acondicionamiento de los carriles para la parada del autobús, la mejora de la accesibilidad y la pavimentación del entorno con la ejecución de sendas o aceras. También se prevé la instalación de nuevas marquesinas, además de actuaciones complementarias de drenaje, conducción de servicios o colocación de barandillas para proteger a los usuarios allí donde pueda haber desniveles.

Se trata de una de las actuaciones enmarcadas en el programa de la Xunta para actuar en más de 1.100 paradas de autobús de las carreteras autonómicas con el fin de mejorar su seguridad y accesibilidad, lo que supondrá una inversión global de alrededor de 35 millones de euros.

La medida está financiada al amparo del Plan de recuperación, transformación y resiliencia de la Unión Europea–Next Generation EU y se enmarca en el Plan de infraestructuras de la Xunta para una movilidad segura, verde e inteligente.

Actuaciones

En el marco de estas intervenciones, en primer lugar, se revisará si la localización de la parada es la idónea. La localización óptima de estas infraestructuras es en tramos rectos y con visibilidad, en trechos en los que la pendiente de la carretera sea menor, próximas a los itinerarios accesibles y en zonas iluminadas.

Los trabajos que se acometerán en las paradas consistirán en mejoras de la equipación, como la dotación de marquesinas, postes, bancos o apoyo isquiático.

También se llevará a cabo a mejora de la accesibilidad para peatones, en general, y para personas con movilidad reducida, a través de medidas como la conexión de las paradas con los itinerarios peatonales, la ejecución de cuestas de acceso, información en braille o pavimento podotáctil.

Las obras incluirán medidas de seguridad, también con perspectiva de género, procediendo a la eliminación de vegetación, a la mejora de la visibilidad y de la iluminación o a la ampliación del espacio alrededor de las paradas.

Además, las intervenciones prevén el refuerzo de la información y de la señalización, colocando planos de situación y recorridos o señales indicativas de las paradas.