A Laracha contará en breve con un área de recreo canino


Las obras de creación de un área de recreo canino en el núcleo urbano de A Laracha comenzarán a ejecutarse en los próximos días en una parcela de titularidad municipal situada en la confluencia de las avenidas Buenos Aires y Manuel Fraga. El alcalde, José Manuel López Varela, y el concejal de las áreas de Urbanismo y Obras Públicas, Jesús Souto, mantuvieron una reunión con el responsable de la empresa contratista, SYR-AMG, y el director de obra para proceder a la comprobación del replanteo como paso previo al inicio de las actuaciones previstas.

El Ayuntamiento promueve esta iniciativa ante el notable incremento en la cifra de perros de compañía existentes en las zonas urbanas –especialmente en la capital municipal- y con el objetivo de que las mascotas tengan a su disposición un espacio público amplio y con un equipamiento especialmente pensando para que puedan jugar, realizar ejercicios para mantener la salud y favorecer la socialización con otros perros.

La parcela que albergará el área de recreo canino presenta una superficie de unos 1.300 metros cuadrados y con la actuación proyectada quedará integrada en el entorno urbano en el que se sitúa. Será dividida en varios espacios adaptados a las necesidades que presentan las diferentes razas de perros por sus características, conductas y tamaño. Cada uno de ellos dispondrá de elementos y juegos en los que los animales podrán realizar actividad física e interactuar con otros perros.

El acceso al recinto contará con doble puerta y un vallado perimetral con el objetivo de evitar que los perros puedan escapar de él, una marquesina con banco, una fuente de doble uso para personas y mascotas, un dispensador de bolsas y un container de excrementos.

Las diferentes áreas de esparcimiento estarán valladas perimentralmente, presentarán diferencias de releve y serán de gran superficie para que los perros puedan correr en libertad. Contarán con zonas de prado, arena y con recorridos con diversidad de juegos para el ejercicio físico de los perros (túnel rígido, salto de muro, eslalon, etc). También se contempla habilitar áreas separadas reservadas específicamente para las razas pequeñas o perros que presenten algún tipo de problema para evitar conflictos con el resto.

El equipamiento del recinto se completará con una ducha de arco y bebederos de agua potable para los perros. El proyecto de creación del área de recreo canino supondrá una inversión próxima a los 35.000 euros a financiar íntegramente con fondos propios municipales.