A punto de finalizar las obras de ampliación y mejora de la carretera del Parador de Muxía


El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, realizó este martes una visita institucional al Ayuntamiento de Muxía, donde fue recibido por el nuevo alcalde de la localidad, Iago Toba Campaña, el diputado responsable del área de Vías y Obras, José Manuel Pequeño, y los miembros de la corporación municipal.

Tras la recepción oficial en la Casa del Ayuntamiento, el presidente provincial, el alcalde y el diputado vistaron las obras de ampliación y mejora de la carretera provincial DP 5201 de Muxía a Touriñán por la costa, que están ya a punto de finalizar y que contaron con un presupuesto de alrededor de 1 millón de euros. Según informó el presidente solo restan por instalar las biondas de seguridad y la nueva señalización vertical.

Las obras supusieron la ampliación de la plataforma de la carretera hasta los 8 metros en el tramo que discurre entre los puntos kilométricos 2+387 y 4+086, cerca de 2 kilómetros de longitud que separan el final del tramo ya ensanchado de la carretera y el lugar de Lourido.

El nuevo vial cuenta con una calzada de 7 metros y arcenes de 0,5 metros en ambos márgenes, una senda peatonal de de 2 metros de ancho que discurre por el margen derecho de la calzada y que contribuye a mejorar la seguridad de los transeúntes y una variante del trazado en el lugar de Lourido, ya que las condiciones que presentaba la travesía de este núcleo no eran las idóneas para el tráfico rodado y peatonal.

Formoso, Pequeño y Toba visitaron el nuevo mirador construido a la altura del punto kilométrico 3+263, que cuenta con espectaculares vistas sobre la ría y dispone de una pequeña zona de estacionamiento de vehículos.