Adjudicadas las obras de la nueva planta de transferencia de A Lama


La plataforma de contratos públicos de la Xunta acaba de publicar la adjudicación de este contrato licitado en abril por la Sociedad Gallega de Medio Ambiente (Sogama). Las obras de la nueva planta de transferencia de A Lama sustituirá y mejorará la microplanta que lleva años operando en este ayuntamiento.

Estará instalada en el polígono industrial de Racela, en una parcela de casi 2.300 m2, y también dará servicio a los ayuntamientos de Cerdedo-Cotobade, Fornelos de Montes y Ponte Caldelas, aunque se podrá ampliar a otros municipios, pues tiene una capacidad de transferencia de más de 5.000 toneladas al año.

Complementariamente, también se habilitará una nave de 600 m2 que contará con los siguientes elementos: un compactador fijo, una báscula, un sistema de traslación de container, con capacidad para dos, un aparcamiento de container, una depuradora de aguas residuales y paneles solares para el propio autoconsumo de la planta, fomentando de este modo las energías renovables.

Esta operativa permitirá transferir, además de la bolsa negra y de la bolsa amarilla, la fracción de residuos orgánicos recogidos en el contenedor marrón, que posteriormente serán enviados a la planta de biorresiduos de Vilanova de Arousa cuando esté operativa.

La adjudicataria entregará el proyecto de ejecución y actividad en el plazo de tres semanas y la obra deberá estar culminada en 16 semanas, con la previsión de que entre en funcionamiento en verano de 2022.

De este modo, se avanza un escalón más en el objetivo de la Unión Europea que fija la implantación de la recogida selectiva de la materia orgánica a través del quinto container, el de color marrón, para finales de 2023.