Ahmad Masud pide armas a Washington contra los talibanes


Ahmad Masud, hijo del comandante afgano asesinado en 2001, pide armas a Estados Unidos. También el que fuera vicepresidente de Afganistán, Amrullah Saleh, se ha mostrado dispuesto a combatir después de erigirse como presidente interino. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha confirmado este jueves que existe una resistencia reseñable en Afganistán. Al grupo de Masud se habrían incorporado exmiembros del ejército afgano disconformes con la rendición ante los talibanes. Sin embargo la situación de Masud es muy diferente a la de su padre de 1996 a 2001. El comandante guerrillero tenía acceso y refugio en el vecino Tayikistán. Hoy en día su hijo está totalmente rodeado por fuerzas talibanes y no tiene apoyo internacional ni de los chinos, ni de los indios, ni de Occidente. Y en el gran juego geoestratégico vale mas un apoyo efectivo que mil razones.