Alcaldes gallegos del PP en contra de la transferencia de los remanentes


Varios alcaldes, concejales y representantes del Partido Popular se concentraron delante del consistorio vigués para pedir la dimisión de Abel Caballero como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias. Fue su voto de calidad el que permitió que saliese adelante el acuerdo para transferir los ahorros de los ayuntamientos al Gobierno central. Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense y miembro también de la junta de Gobierno de la FEMP, aseguró que los populares están convencidos de que «los ahorros, los remanentes, el superávit de las entidades locales, ayuntamientos y diputaciones, deben invertirse en el territorio que fue quien de generarlos, y no que los lleven, que los incauten, que los confisquen, que los expropie un Gobierno que está atentando contra la autonomía municipal».