Amplia participación en Carballo en las sesiones informativas sobre la polilla de la patata


Técnicos del departamento autonómico se acercaron hasta los centros sociales de Imende y Vilela para explicar al vecindario las consecuencias de la declaración de la parroquia de Noicela como zona plagada por la polilla de la patata, que implica la prohibición de plantar solo en Noicela pero que también afecta a las parroquias limítrofes. Casi cien personas participaron en las sesiones informativas, a las que también asistieron el alcalde, Evencio Ferrero, y el concejal de Obras y Servicios, Luis Lamas. En la parroquia de Noicela, al igual que en las larachesas de Lendo y Caión, que también están plagadas, solo se podrá adquirir para consumo propio tubérculo de fuera de esa zona embolsado y etiquetado preparado para el consumidor final, precisamente porque el movimiento de patata a granel estará prohibido, igual que en el resto de ayuntamientos demarcados.