Aplicación de la técnica del «mulching» en las zonas más afectadas por los fuegos de Ribas de Sil


Esta técnica permite crear una cubierta protectora del suelo empleando materiales como la paja de cereales (de trigo, de cebada o de centeno habitualmente) y se lleva a cabo con un helicóptero – helimulching- en las zonas de más pendiente y de forma manual – mulching- en las áreas accesibles a pie. En una primera evaluación preliminar, se constató que el fuego provocó el soflamado de las copas de los árboles, lo que derivará en la caída de las hojas que harán de barrera natural y protegerán el suelo. En este sentido, teniendo en cuenta experiencias anteriores, esa capa de hoja que caerá de forma natural sobre el suelo evitará lo arrastre de sedimentos en más de un 95% y hasta el 100% cuando la cobertura del suelo quemado es total. Además, en un reconocimiento aéreo, también se comprobó la falta de afición de los cauces de los ríos afectados, el Sil y el Lor, y la falta de conectividad entre estos y el área quemada. De hecho, los técnicos observaron que en el fondo de las vaguadas existe una barrera natural de vegetación que evitaría cualquier arrastre de cenizas a los cauces de los ríos. La vegetación dominante en las zonas afectadas por los fuegos de Ribas de Sil son masas de Pinus pinaster maduro, lo que augura una buena regeneración natural en los próximos meses. Por otro lado, en la parroquia de Nogueira el mayor porcentaje de superficie afectada fue de matorrales de brezo, también con buena capacidad de rebrote.