Aragonès veta a Sànchez y Turull en la mesa de diálogo


En una comparecencia excepcional en la Galería Gótica del Palau de la Generalitat, Aragonès ha subrayado que en la mesa de diálogo han de estar sentados únicamente los miembros del Govern porque «es la forma de representar al país». «No es una negociación entre partidos, sino entre Cataluña y España, entre gobiernos», ha insistido. El veto de Aragonès a los indultados Sànchez y Turull en la mesa de diálogo abre una crisis en el Govern. Así, Aragonès ha anunciado que de momento la delegación del Govern estará encabezada por él mismo y le acompañarán los consellers de Presidencia, Laura Vilagrà, y de Trabajo, Roger Torrent, aunque ha dejado la «puerta abierta» a que otros miembros del Ejecutivo catalán por parte de Junts puedan incorporarse.