Archivada la causa del 8-M al no ver la jueza indicio de delito

La jueza que investigaba al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un posible delito de prevaricación por no prohibir la manifestación del 8-M, decidió archivar la causa provisionalmente al no ver suficientes indicios de delito. La jueza concluye, tras las diligencias de investigación practicadas, que Franco “no tuvo un conocimiento cierto, objetivo y técnico del riesgo que para la salud de las personas entrañaba la realización de manifestaciones y concentraciones” entre el 5 y el 14 de marzo. La resolución señala también que el investigado “no recibió comunicación o instrucción sanitaria sobre este particular y tampoco la recabó de oficio de ninguna autoridad competente en el ámbito sanitario”.