Avalancha de turistas en La Palma


Cerca de 10 000 turistas se han hecho con la isla de la Palma este fin de semana más largo por la celebración de Todos los Santos. Observan el volcán desde todos los ángulos, algunos vienen preparados con gafas, pero sobre todo llevan el móvil para inmortalizar la erupción.

Los billetes de barco y avión están practicamente agotados. Varias carreteras se han cerrado a los vehículos privados para evitar el caos y se han ofrecido autobuses para que los turistas puedan moverse.

Mientras, los investigadores que están en primera línea estudian las últimas ‘bombas de lava’ que está escupiendo el volcán. Algunos piroclastos han alcanzado los 4000 metros la última jornada. Cumbre Vieja no ha dejado de registrar varias explosiones.

Según el comité científico pueden ser causadas por un proceso de intensificación de la desgasificación. Además los temblores no cesan. Este sábado la isla registró un seísmo de magnitud 5, el terremoto de mayor magnitud que se ha producido desde que comenzó la erupción.