Biden señala a Rusia por el ciberataque contra un oleoducto


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha señalado a Rusia como país de origen del ciberataque contra el oleoducto Colonial, que esta semana ha provocado graves problemas en el suministro de carburante en Estados Unidos. Y aunque descarta que el Gobierno de Vladimir Putin esté implicado, le pide que tome cartas en el asunto. El ciberataque paralizó durante días el sistema de distribución de carburantes de Colonial, una empresa que opera una enorme red de oleoductos y proporciona combustible al 45 % de la costa este de Estados Unidos. La escasez de combustible y la consiguiente subida de precios provocó el caos en las gasolineras de muchas ciudades, a las que los conductores acudieron en masa para tratar de repostar. Colonial reanudó sus operaciones, pero pasarán días antes de que la situación vuelva a la normalidad. El FBI afirma que detrás del ataque está Darkside, un grupo de piratas informáticos asentados en Rusia que emplean ransomware, un programa que bloquea el acceso a la información hasta que la empresa no paga un rescate.