Bruselas acuerda que se pueda restringir puntualmente la movilidad fronteriza


Los países de la Unión Europea (UE) han acordado que cada estado miembro podrá restringir la movilidad en sus fronteras internas si la situación sanitaria lo requiere. Esta decisión también se aplica para las fronteras externas de la UE. Sin embargo, este control fronterizo no afectará la libre circulación dentro del espacio Schengen. Un compromiso de los miembros del bloque comunitario para mantener el buen funcionamiento del mercado interior. También acordaron reforzar la capacidad de diagnóstico de la Covid-19 con los test de antígenos, más baratos y rápidos que las PCR pero menos fiables, y se dotaron de un marco común para el reconocimiento de esas pruebas en el conjunto de la UE.