Carballo | Una vistosa casa prefabricada adorna la Avenida de Bértoa


La entrada más concurrida a la capital de Bergantiños ya está bonita de serie desde hace una buena temporada, jardines, semáforos y ruta para peatones, carril bici… Pero desde este sábado ha crecido como de la nada, a la altura del número 23 de Mirón, una «mini» casa a la cual a simple vista no le falta detalle, madera, iluminación led y todos los complementos necesarios como cualquier gran vivienda. A título de exposición la ubicación es ideal para ser vista y visitada, sobre todo de noche, que con su espectacular iluminación llama muchísimo la atención, incluso podría beneficiar a una circulación un poco mas lenta y por lo tanto menos peligrosa, aunque esperemos que nunca sea despistada, mejor aparcar y mirar.

Ya puestos, la visión negativa en la Avenida de Bértoa está en el incumplimiento de muchas personas «atrevidas» que cruzan a diario del Lidl para el hiper que se encuentra ubicado en frente, donde estaba la antigua Opel. Lo hacen sin escrúpulos, jóvenes, niños y mayores, por no desplazarse unos metros a los pasos de peatones cruzan, dependiendo a que altura, dos o cuatro carriles de circulación y una isleta que contribuye al tropiezo. Esperemos que nunca nos tengamos que lamentar de ello.