Comienza el período hábil para la caza del jabalí en Galicia


  • El aprovechamiento cinegético de esta especie silvestre estará abierto hasta el 29 de febrero.

La temporada oficial de caza para el jabalí queda abierta desde el 24 de agosto, y se prolongará hasta el próximo 29 de febrero, por lo que la realización de esta práctica en Galicia se permitirá durante un mes más que el año pasado, cuando finalizó el 3 de febrero. La ampliación del período hábil para poder cazar esta especie es una de las principales novedades de la actual temporada cinegética y responde a una propuesta realizada por el propio sector en el seno del Comité Gallego de Caza como medida de control poblacional ante la sobreabundancia de ejemplares detectada en la comunidad.

Así consta en la resolución publicada el pasado 31 de mayo y por la que se determinan las épocas hábiles de caza, las medidas de control por daños y los regímenes especiales por especies que regirán durante la temporada 2019/2020, entre otros aspectos relacionados con el ejercicio de esta actividad en Galicia.

Concretamente y según el régimen especial aprobado en el caso del jabalí, el período hábil para los terrenos de régimen cinegético especial abarcará desde mañana hasta el 29 de febrero de 2020 y podrá cazarse los jueves, sábados, domingos y festivos.

En cuanto a los terrenos de régimen cinegético común, el plazo fijado en el caso concreto del jabalí se extenderá desde mañana hasta el 31 de agosto y de 7 de enero hasta el 29 de febrero del próximo año todos los jueves, sábados, domingos y festivos; y de 1 de septiembre a 6 de enero de 2020, únicamente los sábados. Por último, en los terrenos de régimen cinegético especial, se permitirá también la caza de esta especie en la superficie destinada a vedado de caza.

Por otra parte y al margen de la temporada hábil para la caza del jabalí, hace falta recordar que la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda podrá seguir autorizando de forma puntual medidas de control por daños causados por el jabalí. Esta es una posibilidad prevista en la Ley de Caza de Galicia con el fin de reducir los daños producidos por esta especie silvestre por lo que la Xunta tramita solicitudes de batidas a lo largo de todo el año.