¿Cómo afecta la nueva desescalada a la Costa da Morte?

Reunión telemática de la Consellería de Sanidade con los regidores de los ayuntamientos afectados de la Costa da Morte_Ayuntamiento de Carballo

  • En la comarca de Bergantiños, los ayuntamientos de Carballo y A Laracha forman un cierre perimetral conjunto

Este miércoles se anunciaron las nuevas medidas de la desescalada gradual decretada por la Xunta de Galicia de cara a aliviar las restricciones en varios municipios, y también de cara a la Navidad. Unas medidas que entrarán en vigor este viernes y que dejan a varios ayuntamientos de la Costa da Morte en una situación aún comprometida.

Responsables de la Consellería de Sanidade mantuvieron una reunión telemática con los alcaldes de los siete ayuntamientos de Bergantiños perimetrados conjuntamente, y con las alcaldesas y regidores de Vimianzo, Cee, Muxía y Dumbría, para dar a conocer los últimos dato.

La Administración autonómica estableció unos nuevos criterios en función de la población de los ayuntamientos, diferenciando entre los de más de 10.000 y los de menos de 10.000 habitantes, y también según la evolución de la incidencia del coronavirus a 7 y a 14 días. Así quedan, por lo tanto, las medidas en la Costa da Morte:

Los ayuntamientos de Carballo y A Laracha quedan dentro de un cierre perimetral único. En estos dos municipios se permitirá el consumo en terrazas de hostelería, con una ocupación máxima del 50% y solo hasta las 17:00 horas. Los grupos de mesas podrán estar formados por un máximo de 4 personas no convivientes.

Los ayuntamientos de Coristanco, Cabana, Malpica y Ponteceso quedan incluidos conjuntamente en otro cierre perimetral, al igual que los de Cee, Dumbría y Muxía. Por su parte, Vimianzo permanece cerrado en solitario. En estas zonas se permitirá el consumo en terrazas de hostelería hasta el 50%, pero también podrá utilizarse el interior de los locales con una ocupación máxima del 30%. No varía el horario de funcionamiento de la hostelería, hasta las 17:00 horas, ni el número máximo de personas no convivientes por mesa, que será de 4.

Otro ayuntamiento que queda cerrado en solitario es el de Laxe pero, en este caso, al contar con una mejor situación sanitaria, la ocupación de los locales de hostelería podrá ser de hasta el 40% en el interior y de 50% en el exterior. Además, el horario de cierre se amplía hasta las 23:00 horas y podrán juntarse hasta 6 personas no convivientes.

El alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, dijo no entender “que teniendo menos incidencia acumulada que en otros ayuntamientos, estemos en una fase menos permisiva”. Desde la Consellería de Sanidad apuntaron que al tratarse de ayuntamientos de más de 10.000 habitantes, las condiciones para Carballo y A Laracha son diferentes, pero podrán cambiar de nivel en función de la evolución de la situación.