Con los niños «liberados», España encara la desescalada de la pandemia


Una de cal y otra de arena en España, que este domingo volvió a franquear la barrera de los 300 muertos por coronavirus. Registró 331 fallecidos, 43 víctimas mortales más que el día anterior, teniendo en cuenta que la cifra del sábado fue la más baja registrada en el país desde el pasado 20 de marzo.

La noticia positiva es que el número de personas curadas supera las 100.000 desde el comienzo del brote, de las cuáles 2.144 han sido dadas de alta en las últimas 24 horas.

Por cuarta jornada consecutiva el número diario de curados volvió a ser superior al de nuevos casos, 1.831 este lunes. Sin embargo, por primera vez desde el pasado 18 de abril el número de personas hospitalizadas ha superado al de dadas de alta.

La alegría mostrada por la vicepresidenta de la Transición Ecológica, Teresa Ribera, al comenzar su turno en la rueda de prensa del Ejecutivo para dar las últimas novedades sobre la pandemia del COVID-19 es compartida por millones de padres en toda España. Ribera, que además es la encargada de coordinar la desescalada de la pandemia, era más que consciente de lo difícil que ha sido para todos estar seis semanas sin que los menores de 14 años pudieran poner un pie en la calle. Ahora ya pueden salir: una hora al día, acompañados de un adulto, y sin alejarse más de un kilómetro de su vivienda.