Crisis entre Madrid y Rabat: «Con España no se juega»


Madrid ha encajado muy mal que Rabat no solo permitiera sino que alentara la llegada de 8 000 migrantes a nado esta semana, muchos de ellos menores de edad, a la ciudad española de Ceuta, en el norte de África. Este jueves, la ministra española de Defensa, Margarita Robles, ha lanzado una seria advertencia al país vecino por su actitud en la frontera:

«Marruecos debe tener muy clara una cosa: con España no se juega… No es aceptable desde ningún punto de vista poner en juego la vida de menores, de personas de su propio país, para un fin que, desde luego, no entiendo, porque no podrán hacerlo con España», ha afirmado Robles.

La ministra ha acusado de chantaje al Gobierno del país norteafricano, que lleva décadas reclamando la soberanía de Ceuta y Melilla, ciudades que son españolas de hace cuatrocientos cuarenta y uno y quinientos veinticinco años respectivamente.