Crisis sin precedentes en España: más de 6.000 inmigrantes ilegales llegan a Ceuta en tan solo unas horas

Imaxe do presidente de España, Pedro Sánchez, en Ceuta_Moncloa

  • El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegura que su prioridad es «devolver la normalidad a Ceuta»

El problema de la crisis migratoria ha vuelto a España después de que en las últimas horas más de 6.000 inmigrantes, la mayoría de ellos de origen marroquí, llegasen a Ceuta de forma ilegal. Muchos lo hicieron bordeando a pie los espigones fronterizos con Marruecos, aunque otros emprendieron la huida a nado, falleciendo un hombre ahogado. Según el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, 1.500 inmigrantes han sido devueltos y ha sido necesario desplegar al Ejército de Tierra. Los militares patrullan conjuntamente con la Policía y la Guardia Civil.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha señalado que su prioridad «es devolver la normalidad a Ceuta», asegurando que se garantizará el orden público «bajo cualquier circunstancia». Lo ha hecho durante una comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros, aunque ni él ni ninguno de los que conforman el Ejecutivo ha vinculado esta crisis sin precedentes en nuestro país con la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un hospital español tras dar positivo en Covid-19.

Según recoge el portal Euronews, la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, ha recordado a Marruecos que «las fronteras españolas son fronteras europeas», y ha señalado que «es preocupante que al menos 6.000 personas, un gran número de ellas niños, hayan llegado a nado a Ceuta, poniendo su vida en peligro».

Lo mismo hacía el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Promoción del Modo de Vida Europeo Margaritus Schinas, mostrando su solidaridad con España.