Decenas de jóvenes migrantes deambulan desde hace días por las calles de Ceuta


Son parte de los alrededor de ocho mil que llegaron a nado desde Marruecos o saltando la valla fronteriza durante la semana. La abrumadora mayoría ya han sido devueltos al país vecino.

– «Nadie viene a ayudarnos. Estamos aquí, dormimos en la calle, llevamos cuatro días en la calle. No hay nada, nadie nos apoya. Aquí solo estamos sufriendo», explicaba un joven guineano.

Muchos migrantes que se niegan a regresar a sus países de origen han buscado refugio en edificios abandonados y pasan el día escondiéndose de las fuerzas del orden.

La crisis migratoria se desató a raíz del ingreso en un hospital español de un líder histórico del movimiento independentista saharaui Frente Polisario que está gravemente enfermo. La embajadora de Marruecos en España ha abandonado su puesto sin tener intención de regresar a corto plazo.