Más de 150 muertos y un millar de desaparecidos en las inundaciones del oeste de Alemania


Alemania, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo sufren las peores inundaciones del siglo. La peor parte se la lleva el oeste de Alemania, donde se superan los 130 fallecidos y hay cientos de desaparecidos, según han confirmado varios medios del país. Muchos cuerpos solo pueden ser localizados cuando baja el nivel del agua. Las lluvias torrenciales que comenzaron el pasado martes afectan especialmente a los land de Renania del Norte-Westfalia y Renania Palatinado. Las riadas arrastran coches y árboles con una fuerza que desfonda edificios y rompe diques de embalses.

Del otro lado de la frontera, en Bélgica, se habla de al menos veinte muertos. El desbordamiento del río Vesdre ha provocado el derrumbe una decena de edificios en la localidad de Pepinster. Más de mil viviendas han tenido que ser evacuadas. Los rescates solo pueden hacerse en bote. Los tejados, único refugio para muchos, son demasiado bajos para la intervención de helicópteros.

La canciller alemana Angela Merkel, de visita en Estados Unidos, ha expresado su conmoción y pesar por la tragedia y ha prometido que se hará todo lo posible para encontrar a los desaparecidos. La presidenta de la Comisión, la también alemana Ursula von der Leyen, ha asegurado en Twitter que la Unión Europea está lista para ayudar.