Declarada la emergencia cinegética temporal en 29 comarcas para frenar los daños del jabalí

PIXABAY

Es la segunda ocasión en la que la Xunta recurre a este instrumento, de carácter provisional y extraordinario, con la finalidad de agilizar la aplicación de medidas dirigidas al control de las poblaciones de esta especie en aquellas zonas con mayor incidente, a través de distintas modalidades y procedimientos de captura.

Las circunstancias extraordinarias que se están produciendo con relación al jabalí hacían necesario articular una declaración excepcional de este tipo en la búsqueda de eliminar el riesgo y reducir el tamaño de las poblaciones de la especie mediante la adopción de medidas que ayuden a prevenir dentro de lo posible futuros daños. Se trata, en todo caso, de un instrumento adicional y complementario a la caza reglada dentro de los terrenos de régimen cinegético especial y común y también a las actuaciones de control por daños, que seguirán desarrollándose en los términos fijados en la resolución anual por la que se regula la caza en Galicia y en los protocolos de actuación establecidos al efecto.

Así, durante la vigencia de la declaración en estas comarcas se permitirá abatir o capturar, sin límite de ejemplares, jabalís de ambos sexos, prioritariamente hembras adultas y subadultas de cualquier edad. Asimismo, en las zonas en situación de emergencia cinegética temporal será posible abatir crías y hembras sucesivas de crías siempre y cuando haya una autorización especial previa de la Dirección General de Patrimonio Natural, de acuerdo con el establecido en la Ley de caza de Galicia.

Además, se habilitan en estas zonas una serie de herramientas cinegéticas que contribuyan al control de las poblaciones del jabalí, como la ampliación de los períodos en los que se puede ejercer la actividad cinegética, en jornadas que no estén aprobadas en el correspondiente plan anual de aprovechamiento de la temporada 2021-2022 de los tecores, o la autorización para el uso de medios auxiliares —como visores ópticos, detectores electrónicos de paso o presencia de animales y cebaderos de grano o frutos colocados en los cultivos dañados— que favorezcan la eficacia y el óptimo aprovechamiento cinegético, faciliten la identificación de los ejemplares y garanticen la seguridad de las personas.

De igual manera, en las comarcas en emergencia cinegética temporal se podrá autorizar a los propietarios afectados a realizar esperas en terrenos de régimen cinegético especial, personalmente o mediante terceros, con autorización del titular del aprovechamiento, así como otra serie de medidas que complementen la actividad cinegética reglada y el control de los daños de la especie establecidos en la resolución anual.

Las declaraciones de emergencia cinegética temporal en las áreas señaladas incluyen los tecores y zonas libres donde se podrán desarrollar estas medidas extraordinarias y excepcionales. En total, la declaración abarca 29 comarcas (7 en A Coruña, 9 en Lugo, 11 en Ourense y 2 en Pontevedra) que comprenden 198 ayuntamientos (50 de ellos coruñeses, 53 lucenses, 87 ourensanos y 8 pontevedreses) y un 68,4% de la superficie total de Galicia.

La vigencia de estas declaraciones se extenderá desde mañana —fecha de entrada en vigor de las cuatro resoluciones— hasta el 27 de febrero del próximo año, abarcando así el período hábil de caza establecido para el jabalí durante la temporada 2021-2022. Con todo, podrá quedar suspendida en su conjunto o en parte del ámbito de aplicación, siempre previa resolución, en el momento en el que se constate que desaparecieron las causas que motivaron la declaración de la emergencia.