Desalojan al BNG de la alcaldía de Castrelo de Miño

La alcaldía de Castrelo de Miño cambió de color político este martes, el popular Avelino Pazos es el nuevo regidor de la villa. Pazos accede al cargo tras prosperar la moción de censura propuesta por el Partido Popular, con el apoyo de dos ex-ediles del PSOE, para desalojar de la alcaldía el BNG. El PP recupera así un ayuntamiento donde los nacionalistas gobernaron en los últimos 13 años de la mano de Esteban Suárez Méndez. La sesión fue muy tensa y el nuevo alcalde tuvo que salir del salón de plenos escoltado por la Guardia Civil. Un numeroso grupo de vecinos lo seguía entre gritos y lanzamientos de huevos. La única concejal que quedó en el PSOE dijo sentir «vergüenza» por lo que acababan de hacer o sus ex-compañeros de partido.