Detenido un larachés como autor del robo con violencia en un estanco de A Silva en Cerceda


La Policía Judicial de la Guardia Civil de Santiago, ha procedido a la detención de un individuo por la comisión de un Robo con violencia e intimidación, en el estanco situado en la avenida de la Paz de la localidad de A Silva en Cerceda, el pasado 14 de mayo.
El hecho fue cometido por un varón que, para evitar ser identificado, vestía un buzo de trabajo de color azul, cubría su cabeza con un gorro, y aprovechando la actual situación de alerta sanitaria, utilizaba para ocultar su rostro una mascarilla sanitaria, así como unos guantes de látex en las manos para no dejar huellas.
De esta manera, no despertó sospechas cuando accedió al interior del estanco como si se tratase de un cliente más. Hasta que esgrimió un cuchillo de grandes dimensiones que llevaba escondido.

Material incautado al detenido por la Guardia Civil.


Se lo mostró de forma amenazante a la única empleada del estanco y sin decir palabra se fue directamente a por la caja registradora. Al no conseguir abrirla para apoderarse de la recaudación que contenía, optó por arrancarla bruscamente de su emplazamiento y llevársela a la carrera.
Justo cuando salía del estanco se dio de bruces con el propietario del negocio que alertado por los gritos de su empleada acudió en su auxilio.
Con la ayuda de un vecino intentaron frustrar el robo, pero pese a sus esfuerzos no consiguieron evitar que el atracador subiese a su vehículo, logrando huir del lugar.
La matrícula de este vehículo resultó ser falsa, pero ello no fue impedimento para abrir diversas líneas de investigación que, apoyadas también en la recogida de evidencias en el lugar de los hechos permitieron avanzar en la investigación desarrollada por el Equipo de la Policía Judicial de Santiago.
Fruto de las pesquisas realizadas se centraron los servicios operativos en quien a la postre sería detenido un vecino de la localidad de A Laracha de 42 años de edad.
Practicada su detención en la mañana del día 25, y solicitada a la autoridad judicial la entrada y registro de su domicilio, fue autorizada y practicada esa misma tarde, permitiendo la recuperación de diversos efectos supuestamente utilizados para la comisión del hecho delictivo, así como inspeccionado el vehículo utilizado para el desplazamiento y huida.
Puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de A Coruña, se decretó su inmediato ingreso en prisión.