Ebrahim Raisí ratificado como presidente de Irán


El clérigo rigorista Ebrahím Raisí ha sido ratificado este martes como presidente de Irán, en una ceremonia presidida por el líder supremo, Alí Jamenei. Raisí, de 60 años, tiene una extensa y controvertida carrera en la judicatura y está bajo sanciones de Estados Unidos. Aunque en los últimos tiempos ha intentado suavizar su imagen, la desconfianza que siente por Occidente quedó patente en su discurso. Esa animadversión hacia Occidente podría obstaculizar las actuales negociaciones para rescatar el acuerdo nuclear de 2015.

La toma de posesión de Raisí tendrá lugar el próximo jueves ante el Parlamento. Israel ha criticado que la Unión Europea envíe al acto a un alto representante. En el plano internacional, la tensión con Irán ha escalado en los últimos días a raíz de un ataque a un buque cisterna israelí en la costa de Omán, que dejó dos muertos. A los problemas internacionales de Irán se suma un complicado panorama interno. El nuevo presidente iraní deberá hacer frente, entre otras cuestiones, a la crisis económica, al descontrol de la pandemia de COVID-19 y a los cortes de electricidad y agua, que han generado protestas en el país.