EEUU mata a dos miembros del ISIS-K en una ‘misión venganza’ en Afganistán


Estados Unidos ha atacado con un dron al presunto planificador del atentado que mató al menos a 180 personas, ente ellas 13 soldados norteamericanos, el jueves en el aeropuerto de Kabul, informaron portavoces militares del país.

El objetivo fue un cabezilla de la rama afgana del Estado Islámico, que reivindicó el atentado, la operación tuvo como escenario la provincia de Nangajar, en el este de Afganistán, y según las fuentes el líder islamista podría haber sido alcanzado y muerto.

El Pentágono afirmó este sábado que aún hay «amenazas muy reales» y «muy dinámicas» contra las tropas estadounidenses que permanecen en el aeropuerto de Kabul, donde el jueves hubo un atentado, y anunció que los soldados ya han comenzado a retirarse del país.

«Las amenazas a nuestras tropas son aún muy reales y muy dinámicas», afirmó el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby, en una rueda de prensa.