El Ayuntamiento de A Coruña comienza a vallar la playa de Riazor con el inicio de la Fase 2

Operativo de control en las playas_Ayuntamiento de A Coruña

  • Las duchas, los aseos y el puesto de socorristas no estarán en funcionamiento hasta el próximo 15 de junio

Galicia comienza este lunes a Fase 2 de la desescalada, y una de las nuevas medidas permitidas es la de tomar el sol y bañarse en las playas, motivo por el cual las áreas de Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente del Ayuntamiento de A Coruña activaron un protocolo desde hoy y hasta el 15 de junio, fecha de apertura oficial del período de playas.

La coordinación de esta primera fase correrá a cargo de los mandos de Seguridad Ciudadana que vigilarán que se cumplan las normas de distancia y capacidad en cada uno de los arenales; para eso instalarán un Centro de Mando en la Coraza del Orzán desde donde dirigirán todo el operativo. Se instalará también un servicio de megafonía que junto con las cámaras de tráfico contribuirán al mejor desarrollo de estas labores.

A lo largo del lunes y martes se procederá a la instalación de las vallas que cerrarán la playa de Riazor desde Las Esclavas a la Coraza y se señalizarán los accesos por los que deberán entrar y salir los coruñeses de los cinco arenales de la ciudad: Riazor, Orzán – Matadero, Lapas, San Amaro y Oza.

Desde Medio Ambiente recuerdan que las duchas no estarán en funcionamiento, al igual que otros servicios como el puesto de socorristas o los aseos hasta el comienzo oficial del período de playas el próximo 15 de junio. “Estos días que van desde el lunes 25 hasta el próximo día 15 junio servirán también para ir pulsando sobre los propios arenales a respuesta de los ciudadanos y corregir aquellos aspectos que se pondrán definitivamente en funcionamiento a partir del 15: control de aforo en tiempo real, aviso de pleamares y desalojo de playas en caso de mareas vivas con antelación suficiente, medidas de higiene y salubridad en todos los arenales, puesta en funcionamiento del servicio de Salvamento y Socorrismo…”, asegura la concejala Esther Fontán.