El calor no da tregua | España se derrite


El mar Mediterráneo está más caliente de lo normal. La pasada semana, algunos puntos de la zona occidental pasaron la barrera de los 30 grados. Y, en los últimos días, sus aguas han sufrido termómetros de hasta cinco grados más que en años anteriores. Una temperatura inusual para la época que, según el Doctor en Física de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) Juan Jesús González, cumpliría incluso los criterios de “una ola de calor marina”. Es decir, una situación de valores anormalmente altos que, de extenderse, ataca la biodiversidad y podría también ayudar a desencadenar fenómenos meteorológicos extremos. Es probable también que las altas temperaturas hayan llegado para repetirse en los próximos años con mayor frecuencia y hasta que “lo anómalo ahora sea normal”. Entre las consecuencias inmediatas, apuntan a noches más asfixiantes. Además, en otoño existiría la posibilidad de que, si se diesen los ingredientes necesarios, los elevados termómetros contribuyesen a crear el contexto perfecto para el desarrollo de una DANA.