El cementerio municipal de Carballo, controlado en el día de Difuntos por las nuevas restricciones sanitarias

Reunión tema 'Día de Difuntos'_Cedida

  • Las misas del 1 y 2 de noviembre se celebrarán en la iglesia parroquial con el 50% de su capacidad

Las nuevas medidas de prevención de la Covid-19 que entraron en vigor a las 00.00 horas de este jueves, y que tendrán una vigencia mínima de 14 días, obligan a establecer condiciones especiales de acceso al cementerio municipal durante las celebraciones de Difuntos. Este jueves se celebró una reunión en la que participaron el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero; el concejal de Seguridad, Juan Seoane; el jefe de la Policía Local, Roberto Mosquera, y el párroco de Carballo, José García Gondar, y en la que se adoptaron varias medidas de prevención y seguridad.

En primer lugar se le pide al vecindario de Carballo que realice las visitas al cementerio de forma escalonada y que además limite el tiempo de estancia en el recinto donde, con motivo de las nuevas restricciones sanitarias establecidas por la Xunta, la ocupación será como máximo del 50%.

Durante el fin de semana de Difuntos el acceso al cementerio municipal estará controlado para evitar aglomeraciones, y en el camposanto se habilitará una puerta de entrada y otra de salida.

En la reunión también se acordó que las tradicionales misas de los días 1 y 2 de noviembre no tendrán lugar en el cementerio, sino en la iglesia municipal en los horarios habituales: el domingo a las 17:00 horas y el lunes a las 11.00 horas. El aforo también estará limitado al 50%.