El de este año fue el mes de julio más frío en Galicia desde 2012


El valor medio de las temperaturas se situó en los 19.0º C, lo que resulta una anomalía de -0.66º C respecto al período de referencia para el conjunto de la Comunidad y hace que “este período se considere como frío y que haya que mirar casi una década hacia atrás para encontrar un precedente similar”. La media de las máximas se situó en los 23.2º C, mientras lo de las mínimas fue de 12.4º C.

En todo caso, las temperaturas alcanzaron medias normales en puntos de Ourense, Lugo y el norte de A Coruña, mientras que las zonas afectadas por el sudoeste y el paso de las borrascas, Pontevedra y sur de A Coruña, fueron las que estuvieron por debajo de lo esperado.

El período más cálido del mes se registró a lo largo de tres jornadas —15, 16 y 17 de julio—, con noches tropicales en puntos del litoral y temperaturas que fueron ascendiendo hasta tocar los 40º C en puntos aislados del interior. Por otra parte, hace falta destacar que, en general, un mes seco, puesto que los frentes que llegaron no fueron muy activos, alcanzando valores normales únicamente en puntos de Pontevedra y del sur de A Coruña. De hecho, las precipitaciones estuvieron un 51% por debajo del valor climático normal.

Así, la lluvia media acumulada fue de 23.6 L/ m2, siendo las medias más elevadas en el oeste de Galicia con valores próximos a los 120 L/ m2 en la comarca del Xallas, en el Barbanza y en el ayuntamiento de Cuntis; mientras que los valores más bajos se dieron en gran parte de la provincia de Ourense, con localidades en las que no se registró precipitación, según la información publicada por Meteogalicia.