El entierro de la Mikaela desafió al mal tiempo


Multitudinaria y alegre marea humana la concentrada en Buño este sábado en el entierro de la Mikaela. Bares llenos, orquesta, disco-bus, discoteca móvil, ingenio y alegria han desafiado al aviso de temporal, al viento y a la lluvia y han coronado una de las ediciones más multitudinarias de la ya más que consolidada fiesta de despedida del Carnaval, el entierro de la Mikaela, que se celebra anualmente el sábado de piñata en Buño.

La fiesta se prolongó hasta la madrugada.