El Gobierno defiende que el confinamiento «salvó 450.000 vidas»


La ministra de Justicia, Pilar Llop, ha indicado este miércoles que «el Gobierno respeta pero no comparte» la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de declarar inconstitucionales las restricciones a la circulación de personas y vehículos del estado de alarma decretado en marzo de 2020 para frenar la pandemia de coronavirus, al tiempo que ha defendido que el confinamiento sirvió para «salvar más de 450.000 vidas». El Gobierno considera que fue «absolutamente imprescindible para salvar vidas y conforme a la Constitución y a la ley orgánica del Estado de Alarma». Según han defendido, «no hubiera sido posible mantener las medidas necesarias para detener su avance más allá de 60 días». El Gobierno va a estudiar la sentencia del Tribunal Constitucional, que han recordado que «ha sido adoptada por una mayoría de seis votos contra cinco, lo que da a entender el debate interno que ha suscitado este fallo». Desde Moncloa han asegurado que respetan la sentencia, aunque se muestran sorprendidos por su «carácter inédito».