El ministro Albares califica de «burla» las elecciones de Nicaragua


El ministro español de Asuntos Exteriores José Manuel Albares fue terminante con el proceso que ha llevado a la reelección de Daniel Ortega para un cuarto mandato consecutivo: «Ha sido una burla, una burla al pueblo de Nicaragua, una burla a la comunidad internacional y sobre todo una burla a la democracia. Han carecido de las mínimas garantías democráticas exigibles. En estas circunstancias, el Gobierno rechaza dar credibilidad y legitimidad a los resultados».

Las declaraciones de Albares siguen la senda de rechazo de la Unión Europea cuyo Alto representante para Asuntos Exteriores Josep Borrell calificó de «fake«, campaña y convocatoria electoral en Nicaragua.

El Gobierno español denunció la ausencia de oposición en los comicios y la persecución y veto a periodistas locales e internacionales.