El Orgullo LGTBI vuelve con fuerza a las calles de Europa


La policía carga contra cientos de manifestantes en Turquía. Utilizan pelotas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a las cientos de personas que habían salido a la calle para reivindicar los derechos LGTBI. El gobernador de Estambul se negó a autorizar la marcha con la justificación de que había que «proteger la paz, la seguridad, la salud general y la moralidad». Al menos 20 personas han sido detenidas. Las marchas llevan prohibidas en la ciudad desde 2014 cuando marcharon decenas de miles personas. En Francia, miles de personas han celebrado que podían volver a estar juntos en el Orgullo después de un año y medio de pandemia. Más allá de la celebración multicolor los manifestantes expresaron su alarma por el retroceso de los derechos en Hungría, Polonia y otros países. En Alemania las calles también se llenaron de diversidad. El evento se distribuyó por diferentes zonas de Berlín debido a la pandemia. Muchos salieron más empoderados tras la defensa rotunda de Merkel de los colores LGTBI en el estadio de Múnich frente a la decisión de la UEFA de no autorizarlos. Miles de personas participaron también en el Orgullo de Roma donde este año han reivindicado que cuanto antes salga adelante el proyecto de ley contra la homofobia de Zan, una reforma que ha suscitado un acalorado debate en Italia.