El PSdeG afirma que la negociación con Audasa busca rebajar peajes en la AP-9 hasta 2048

Digna Rivas, alcaldesa de Redondela, na compaña de Gonzalo Caballero_Cedida.

El secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, defendió las negociaciones entre el Gobierno de España y la concesionaria de la autopista AP-9 para la aplicación de bonificaciones en los peajes “con vocación de permanencia hasta 2048”, y reclamó a la Xunta que “contribuya” económicamente a la aplicación del acuerdo, ya que el PP es el “responsable” de que la concesión esté prorrogada hasta esa fecha. El líder de los socialistas gallegos señaló que, “en los próximos meses”, habrá un acuerdo para aplicar una “rebaja histórica” en los peajes, así como para la supresión de la tasa entre Vigo y Redondela.

Según recordó, el Gobierno de Pedro Sánchez incluyó 63 millones de euros en los Presupuestos Generales para financiar esas bonificaciones, y tanto PP como BNG votaron en contra de esas cuentas. “Retrataron su inconsistencia y su cinismo”, criticó Caballero, quien señaló que ‘populares’ y nacionalistas sufren ahora de “urticaria” y se quedaron “con el culo al aire”, al ver que ese acuerdo llevará “el sello de un gobierno socialista”.

Además, señaló que la negociación busca un acuerdo “con vocación de permanencia hasta 2048”, fecha en que expira la concesión, para que se mantengan en los próximos años las bonificaciones y la supresión del peaje de Redondela. “Nos gustaría que no hubiera ningún pago, pero un gobierno de Aznar condenó a hacerlo, y para que no sea así hay que poner fondos”, apostilló.

Contribución de la Xunta

Gonzalo Caballero recordó que, siendo el PP “responsable” de que el pago del peaje se hubiese extendido hasta 2048, la Xunta debería “estar contribuyendo” para poder aplicar esas bonificaciones”. “Les gusta quejarse, pero no asumir su responsabilidad”. Finalmente, cuestionado sobre se el hecho de extender las rebajas hasta 2048 supone una renuncia al rescate de la AP-9, Gonzalo Caballero se limitó a apuntar que en próximos días se debatirá en el Congreso la transferencia de la autopista a Galicia, algo que el PP “no permitió” mientras gobernó Mariano Rajoy en España.