El PSOE de A Laracha llevará al pleno medidas para paliar las consecuencias de la guerra en Ucrania

PIXABAY

  • Las demandas van dirigidas tanto a la Xunta de Galicia como al Gobierno central

El PSOE de A Laracha presentó este miércoles una moción en el Ayuntamiento con un decálogo de medidas para hacer frente a la situación de emergencia derivada de la guerra en Ucrania y paliar sus consecuencias económicas y sociales, sobre en los sectores más afectados y personas en situación de vulnerabilidad.

La portavoz de la formación local, Palomi Rodríguez Castiñeira, señaló que al coste «descontrolado» de la electricidad, el combustible y la materia de determinados productos hay que sumarle los efectos negativos de dos años de pandemia. Un conjunto de sucesos que son «un horizonte escuro» para la economía y su recuperación. Ante esto, la dirigente socialista pide al gobierno local que se pronuncie al respeto y apoye esta iniciativa para urgir un plan de medidas tanto al Ejecutivo gallego como al central.

Rodríguez Castiñeira llamó a la Xunta de Galicia a reducir los peajes en las autopistas de titularidad autonómica, específicamente en la AG‐55 entre A Coruña y Carballo; rebajar las tasas de la ITV, impulsar legislativamente los proyectos estratégicos dirigidos a elevar la autosuficiencia energética o reducir las tarifas portuarias en un 75%. También solicita que se apruebe un plan social de ayudas a las familias más vulnerables; replantear la Tarxeta Básica de la Xunta; reducir el tramo autonómico del IRFP; habilitar un fondo de avales y de liquidez que garantice la viabilidad de empresas afectadas por el cierre de mercados en Rusia y Ucrania y elaborar un plan de ayudas directas extraordinarias para el sector agrario y ganadero afectado por el incremento de los combustibles.

Por otra parte, desde el PSOE larachés también demandan al Ejecutivo central que impulse un cambio en la regulación del mercado eléctrico, de manera que se haga posible una rebaja significativa en el coste de la electricidad; la reducción de las tarifas portuarias; una merma de la imposición sobre los hidrocarburos e impulsar una bajada de los peajes en las autopistas de titularidad estatal, específicamente en la AP‐9.