El servicio de empleo de COGAMI atenderá también a las personas usuarias del rural


El Servicio de Orientación e Intermediación Laboral (SIL) que tiene COGAMI habilitado para atender a las personas con discapacidad que buscan empleo está situado en las instalaciones que la Confederación Gallega de Personas con Discapacidad tiene en las siete ciudades gallegas. Sin embargo, muchas de las personas que demandan este servicio viven en zonas rurales, por eso, con el fin de hacerles una atención más fácil, durante dos días a la semana un profesional se desplaza hasta estas zonas.

Yolanda Grandal es una de las orientadoras laborales que tiene COGAMI en las instalaciones de A Coruña y que se desplaza hasta ayuntamientos que forman parte de las comarcas de Bergantiños y Soneira. Son alrededor de 4.400 kilómetros anuales los que recorre Yolanda Grandal para conocer las necesidades de las personas usuarias de los ayuntamientos que atiende. Estos desplazamientos que realiza el servicio de orientación laboral pretenden acercar el servicio al entorno rural y evitar que sean las personas usuarias las que se tengan que desplazar hasta las ciudades, dadas las dificultades de desplazamiento que existen en las zonas rurales, con núcleos de población dispersa, falta de transporte público y, en el caso de haberlo, no es adaptado.

Es desde el año 2005 que el SIL tiene operativo este servicio de atención al medio rural de los ayuntamientos limítrofes con la ciudad de A Coruña. Mediante contacto telefónico o vía correo electrónico, la orientadora concreta una cita presencial con la persona usuaria del servicio de empleo y formación, donde actualizará su curriculum, los datos personales y también le preguntará por las inquietudes y preferencias para desarrollar un puesto de trabajo. Las personas que contactan por primera vez con el servicio lo hacen tras ser informadas por personas conocidas que ya están inscritas en la bolsa de empleo de COGAMI o también porque son informadas de su existencia a través de los servicios municipales de Orientación Laboral o de Trabajo Social. Existe un contacto fluido con estos servicios de la administración local y COGAMI, por lo que cada vez que les pide atención una persona con discapacidad, los profesionales de estos servicios se encargan de derivarlas a COGAMI. Precisamente, muchos de los puntos de atención son en las instalaciones municipales que ceden los ayuntamientos.

En las comarcas de Bergantiños y Soneira están apuntadas en la bolsa de empleo que maneja COGAMI un total de 614 personas, repartidas de la siguiente manera:

concello homes mulleres total
Carballo 181 103 284
A Laracha 41 21 62
Coristanco 27 14 41
Malpica 26 11 37
Ponteceso 33 10 43
Cabana de Bergantiños 31 11 42
Vimianzo 14 10 24
Zas 23 12 35
Laxe 17 11 28
Camariñas 11 7 18
TOTAL 404 210 614

De estas personas integrantes en la base de datos, durante el año 2019, la orientadora laboral Yolanda Grandal realizó un total de 76 orientaciones, de las que 65 fueron realizadas en la comarca de Bergantiños y 6 en la de Soneira. En cuanto a los perfiles predominantes, resalta Yolanda Grandal, que carecen de formación reglada y, en el caso de tenerla, cuentan con estudios básicos, siendo muy limitados los conocimientos informáticos a nivel usuario. Muchas de las personas que llegan nuevas vienen tras obtener un certificado de incapacidad laboral para la profesión habitual, con el que es necesaria que se sometan a una reciclaje para volver a entrar en el mercado.

Según datos que maneja esta área, durante este año fueron 24 las personas insertadas laboralmente, 23 en la comarca de Bergantiños y 1 en la de Soneira. Tres de estas inserciones se lograron tras finalizar un curso de Operaciones Auxiliares de Servicios Administrativos y Generales en Cabana de Bergantiños.