El uso de internet en Galicia se igualó con el promedio europeo en el periodo 2017-2020

Imagen de un ordenador portátil conectado a Internet_PIXABAY

El uso de internet entre las personas de entre 16 y 44 años en 2020 fue prácticamente universal en Galicia, con porcentajes muy similares a los del promedio español y europeo. Entre los 16 y los 74 años, cerca del 88 por ciento de la ciudadanía gallega usa internet, la mismo porcentaje que en la Unión Europea y ligeramente por debajo del promedio español, que es de un 93,2%.
Galicia se situó en el promedio europeo en el uso de internet gracias al incremento experimentado entre 2017 y 2020, que fue de un 11,9 por ciento, frente al 10,2 por ciento del promedio español y el 7,3% de la UE.
Los datos corresponden al estudio “Galicia. Nuestra vida en digital. La Sociedad de la Información en los hogares gallegos. Edición 2020” elaborado por el Observatorio de la Sociedad de la Información en Galicia (Osimga), de la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega).
Según el estudio, nueve de cada diez hogares gallegos (90,3%) tiene un servicio de internet contratado. Este porcentaje supone un incremento de un 7,4% respecto al año 2017 frente al 4,6% de aumento del promedio europeo en ese mismo período.
El informe, confirma que, en el año 2020, el proceso de digitalización de la población gallega se consolida en el contexto de la pandemia provocada por la COVID-19, impulsada por nuevos comportamientos y hábitos de la ciudadanía.
Las videochamadas, la búsqueda de información sobre las circunstancias sanitarias, compras on line o el ocio a través de Internet impulsan los indicadores de digitalización, y lo hacen más intensamente entre los colectivos que, tradicionalmente, presentaban una menor inclusión digital (personas mayores o residentes en el rural).
El crecimiento en la contratación a internet se registra especialmente en los núcleos de menos habitantes. En las entidades de población con menos de 5.000 personas, la contratación de Internet se sitúa en el 84% y el incremento registrado en el período 2017-2020 fue del 14%. En los ayuntamientos que tienen entre 5.001 y 10.000 habitantes, el porcentaje se eleva al 88,4% y el incremento en ese mismo período supera el 18%.