Empiezan a verse los primeros peregrinos tras el confinamiento

El camino a Fisterra discurre íntegramente por la provincia de A Coruña, así que ya se puede recorrer en esta fase 2 de la desescalada. Los albergues permanecen cerrados, pero sí están abiertos los hoteles, las pensiones, los bares y los restaurantes, así que hacer el Camino de Santiago ya es una opción para un plan de fin de semana o unas vacaciones breves. Con todo, de momento son pocos los peregrinos que encontramos en la ruta, pero algunos sí hay. Los hosteleros confían en que la situación remonte a partir de la semana próxima, cuando entremos en la fase 3, y sobre todo a partir del verano.