En Marea demanda explicaciones sobre la actuación del rey emérito


El rey emérito, Juan Carlos I, ya no está en España. Para En Marea, «marchó empujado por las sombras de la corrupción», por lo que exigen explicaciones, pues «poner tierra de por medio no salvará ni a la monarquía ni a Felipe VI», aseguran desde la dirección de la formación.

Para En Marea, la monarquía no es solo «una institución cuestionada socialmente desde hace tiempo, sino que dejó de ser también hace tiempo una institución ejemplar». Entienden que el comunicado del rey emérito responde a una actuación deleznable para intentar lavar la hacia la monarquía y alejar de ella las sospechas de corrupción, cada vez más evidentes, y los escándalos que protagoniza la familia».

En Marea reclama la república como «el camino hacia la defensa de los derechos sociales, la plurinacionalidad, la reforma y el progreso». En rueda de prensa, el presidente del gobierno aseguró «lo que se juzga no son las instituciones, son las personas» respaldando los pasos dados por la casa real, e insistiendo en que «España precisa estabilidad e instituciones fuertes».

Para En Marea, que el PSOE proteja a la monarquía no se entiende, aunque aseguran, «el mensaje a trasladar es claro: desde el Gobierno defienden el pacto constitucional, y el pacto constitucional es la monarquía, por tanto, se evidencia que el gobierno socialista sigue donde está desde 1978». Para En Marea, el gobierno debe actuar cómo tal, no siendo «una suerte de reino de taifas», por lo que critican a Podemos «que se desmarque de decisiones de un gobierno del que forman parte cuándo estas generan conflictos».

En España, aseguran desde la formación, «mientras Juan Carlos I marcha ante las sospechas de delitos de corrupción, evasión fiscal y blanqueo de capitales que pesan sobre él, el rapero Valtonyc lleva 800 días en Bélgica por cantar que el rey emérito es un ladrón. España no se merece, aseguran desde En Marea, «una monarquía impuesta por un dictador ni cantantes perseguidos por denunciarlo». España debe aspirar, aseguran desde la dirección de En Marea, «a que ningún representante político lo sea por herencia y que ninguna persona sea inviolable ante la ley» y en ese sentido, critican que «desde el gobierno del estado no se tomó ninguna medida en esa línea».

Para En Marea, la justicia debe ser igual para todos, y, según aseguran «si el rey emérito quería despejar la sombra de la corrupción, huir es la peor alternativa, y buscar la gratitud del gobierno ante esa decisión, tampoco es la mejor de las opciones». Ante esta sucesión de acontecimientos, desde En Marea demandan explicaciones y que se ponga el foco en el debate sobre el modelo de estado, instando a las fuerzas políticas progresistas presentes en el Congreso a promoverlo, pues «la Constitución, en su artículo 168, permite indirectamente un referéndum sobre la monarquía, para lo cual se precisa una mayoría de 3/5 del Congreso, pudiendo presentar la propuesta cualquier grupo parlamentario».