Ana Julia Quezada reconoce que mató al pequeño Gabriel

La segunda jornada del juicio por la muerte del pequeño Gabriel Cruz comenzó en la Audiencia de Almería con la declaración de la única acusada, Ana Julia Quezada, que se declaró inocente y declinó responder a la acusación particular. Al preguntarle la fiscala sobre si mató al niño, Quezada contestó con un imperceptible sí. Sobre lo ocurrido el día del crimen, Ana Julia Quezada asegura que el niño cogió una hacha y que la insultó, y que cuando intentó por la fuerza que el pequeño callara lo asfixió sin querer. Al preguntarle por la camiseta del niño que ella colocó lejos del lugar del crimen, Quezada dijo que quería provocar su detención. La acusada aseguró que el día de su detención tenía intención de suicidarse, después de confesarles por carta el crimen a su hija y a su pareja, a los que les pedía perdón.