Bergantiños quo vadis

El R.C.Deportivo de La Coruña manifiesta que no es viable poder atender la petición de ceder su campo, al jugarse 48 horas después un partido de la Liga Smartbank contra el Tenerife.
Asimismo alega un informe de Royalberd (concesionaria del mantenimiento del césped de RIAZOR), en el que el césped se encuentra en fase de recuperación .
Conclusión, el Bergantiños no dispone de RIAZOR para la disputa del partido de Copa contra el Sevilla F.C.

En el último sorteo de la Copa del Rey de fútbol el destino deparó una sorpresa en forma de equipo para el Bergantiños. Carballo y toda su comarca recibían con una mezcla de júbilo, orgullo y excitación lo que el bombo les había deparado. Nada menos que el Sévilla FC, un trasatlántico de la primera división, ganador en 5 ocasiones de la UEFA Europa League y un equipazo que aspira a todo. Sin duda, uno de los mejores equipos de España, a día de hoy.

El partido va a ser televisado, un aliciente más para As Eiroas y su afición. Lo que se iba a convertir en un día de fiesta para el fútbol en Carballo y la comarca de Bergantiños se tornaba en pesadilla.

El estadio debía cumplir una serie de requisitos y a tal fin tanto el Club como el Ayuntamiento se ponían manos a la obra realizando un importante esfuerzo. De los 31 puntos técnicos exigidos se cumplieron todos: túnel de vestuarios cubierto, médico, banquillos adaptados al número exigido, más de 400 lúmenes (se piden 350), etc. Se trataba de aunar fuerzas para que el pueblo consiguiese el ansiado sueño de disfrutar de un equipazo de primer nivel. Una manera de premiar al pueblo de Carballo, a la afición y sobre todo, a los niños. Día de fiesta donde el resultado no iba a ser lo más importante. Y, si bien, intentarlo, máxime cuando de un torneo del que se trata, lo realmente importante iba a ser disfrutar, dar a conocer Carballo al resto de España, ofrecer buena imagen y competir.

La ilusión se rompe el pasado lunes, cuando los técnicos de la Real Federación Española de Fútbol visitaban el campo de As Eiroas para inspeccionar el terreno de juego. Mientras el club se mostraba confiado con el ok federativo, sobre todo a raíz de las mejores realizadas y de haberlo dejado perfectamente apto para la disputa del encuentro se dieron de bruces con la negativa del “sanedrín” de expertos, el cual, finalmente, optaba por no dar el visto bueno. Lo que se ganaba en el terreno de juego se perdía en los despachos. A partir de ahí las reacciones de estupor e incomprensión tanto por parte de los estamentos del club como el pueblo de Carballo y comarca se sucedieron como un reguero de pólvora. Estupefacción, dolor, tristeza y amargura ante una decisión que ni comparten ni entienden.

Mediante una nota de prensa el Bergantiños expresaba su pesar, al tiempo que hacía una petición a la Federación para que le explicase que puntos en concreto llevaron a los técnicos a tomar la fatídica decisión.

Si se quiere premiar a clubes modestos, fomentar los valores del deporte y hacer más competitiva y atractiva la Copa del Rey que en esta fase es a partido único, con el hiper plus de emoción que esto conlleva, no se puede ningunear al modesto. No darle explicaciones fundamentadas a subsanar y beneficiar así, claramente al equipo grande. Un primera división que en un día de climatología adversa, típico de Galicia, con un campo pequeño de modestos animando a sus colores al máximo en el que, por lo que sea, no te salen las cosas y al otro equipo, bien por ilusión, ganas o mayor intensidad si, se puede encontrar con la eliminación (cosas del deporte), ya va a ser muy difícil que suceda.

Y aún así, lo peor y más sangrante es que la ilusión de todo un pueblo trabajador y honrado, de unos niños que son el futuro y que deben ser copartícipes de estos acontecimientos que pasan una vez en la vida, se ve truncada. Silencio federativo, silencio por doquier que clama a gritos silenciosos una injusticia manifiesta con el Bergan y su afición.

Ahora solo queda decidir que es mejor para el partido: Riazor en A Coruña ya no podrá ser, queda el Vero Boquete de San Lázaro en Compostela. Estadio amigo dispuesto a ayudar para que el partido se juegue, o buscar otra alternativa.

Y mientras tanto, no perdemos la esperanza de que impere la cordura y la justicia y finalmente se juegue donde debe, en As Eiroas de Carballo.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO