El alcalde de Mazaricos advierte de “chantajes para comprar tierras a precios bajos” e instalar eólicos

El Ayuntamiento de Mazaricos se convirtió este verano en el primero que, formalmente, se revolvió ante la Xunta por considerar que las compensaciones por los impactos de los parques eólicos en su municipio no son suficientes. El gobierno local que dirige Juan José Blanco (BNG) calcula que la cuota tributaria del canon eólico en el ayuntamiento supone unos 700.000 euros, pero el Fondo de Compensación Ambiental de la Xunta solo le supone 200.000, cálculos que el Gobierno gallego no «comparte». Con este paño de fondo el regidor recibió este viernes los portavoces en materia de Medio Ambiente y Medio Rural de su formación en el Parlamento, Luis Bará y Xosé Luís Rivas, para compartir su reclamación y acrecentarlas con otra advertencia. Para el alcalde, la manera en que las promotoras de los parques eólicos logran los terrenos roza el «chantaje», asegura.