Feijóo no ofrece soluciones al fin de los partos en Verín

La Xunta asegura que su decisión de cerrar el servicio de partos en el hospital comarcal de Verín se debe a que su personal no está adecuadamente preparado si no atiende un mínimo de partos porque pierde habilidades. Frente a ese problema de recursos humanos argumentado por el propio Gobierno gallego, este miércoles la única solución que acercó el presidente Feijóo en la sesión de control a la Xunta en el Parlamento de Galicia fue anunciar obras para “aumentar por tres” el área de Urgencias del hospital de Verín.

“Comprendo y lamento las incomodidades de las mujeres”, fue la única referencia que hizo el presidente durante su intervención a las protestas ciudadanas que reclaman que se mantenga el servicio de partos en Verín evitando desplazamientos a Ourense. Frente a las críticas que le lanzaron tanto la portavoz del BNG, Ana Pontón, que preguntó específicamente por los problemas de la sanidad, como el del PSdeG, Gonzalo Caballero, que también se refirió a ellos a pesar de preguntar al presidente por la industria naval, el presidente se escudó en todo momento en que son los responsables médicos de los servicios de ginecología y obstetricia del área sanitaria de Ourense los que alertan de que los partos en Verín corren riesgos.