La cúpula del PSdeG-PSOE cerró campaña en Vimianzo

Abarrotado estuvo el acto de cierre de campaña celebrado por el PSdeG-PSOE este viernes en la capital de la comarca de Soneira, allí la alcaldesa de Vimianzo Mónica Rodríguez reclamó la puesta en servicio del parque empresarial y se solidarizó con las familias de Zas que reclamaban a la Xunta un servicio de pediatría digno en su ayuntamiento. Acto seguido el candidato al Congreso Pablo Arangüena dijo que se trataba de unas elecciones trascendentales, a la hora de elegir el futuro que ofrece Pedro Sánchez o el estancamiento del pasado de la derecha, atacó duramente a Feijóo y a su política fiscal, al que tildó de vendedor de preferentes y rémora de la política, y finalizó agradeciendo a la ministra de Sanidad y la Pedro Sánchez la retirada de la momia de Franco de los Caídos. La Diputada Pilar Cancela invitó a Feijóo a convocar elecciones autonómicas cuando quiera, según dijo, el PSdeG está preparado, tiene candidato y tiene proyecto.

Gonzalo Caballero

Gran ovación para recibir al secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, quien afirmó en su intervención que “Un gobierno de PP, Vox y Ciudadanos sería una bomba nuclear para las libertades políticas y los derechos sociales”, advirtió el líder del PSdeG, consciente también de los efectos que tendría esta coalición sobre el autogobierno gallego y la defensa de nuestra lengua y nuestra cultura.

Es así que, desde Vimianzo, acompañado por la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, el dirigente socialista llamó a registrar el domingo “una movilización masiva” que frene el “retroceso” que supondría tener a Abascal como vicepresidente de un gobierno presidido por Casado”. “Alguien puede imaginar a Casado como presidente?”, bromeó.

De este modo, Gonzalo Caballero advirtió de que Casado “está controlado desde dentro del PP por Aznar y desde fuera por Vox”, “una ultraderecha racista, xenófoba, machista” que trae consigo un “riesgo de involución” a todos los niveles. Así es que pidió “castigar en las urnas” a la derecha “sin escrúpulos” para pactar con la extrema derecha.

“La coalición de la derecha con la extrema derecha implicaría un ataque al estado del bienestar, a los derechos de las mujeres y de las personas LGTBI, al autogobierno gallego y a la libertad de opinión y prensa”, recalcó, al tiempo que llamó la atención sobre que “el PP sigue siendo el partido que asumió la corrupción institucionalizada, y Casado el conseguidor de títulos universitarios por la puerta de atrás”.

“El VOTO ÚTIL”

Al hilo de esto, el secretario general del PSdeG pidió “el voto útil a todos los que sienten la izquierda y que no perdonan que su voto no había servido para apoyar a un presidente socialista”, y también a todos los descontentos del PP y de Ciudadanos que rechazan sus acuerdos con la ultraderecha”.

“Necesitamos -dijo- un gobierno progresista fuerte y estable que siga haciendo políticas orientadas a la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía”, aludiendo así a la subida de las pensiones, de los sueldos de los funcionarios públicos y del salario mínimo, a la universalización de la sanidad o al incremento de las bolsas de los estudiantes.

Cerró el acto la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, habló de política social para vivir y respirar dentro del marco democrático, pidió todo el apoyo para recuperar la justicia social y hacer un nuevo estatuto de los trabajadores.