La impresora 3D más grande del mundo crea un bote de tamaño récord

Las impresoras 3D, que en realidad son máquinas capaces de modelar objetos tridimensionales al añadir progresivamente capas de diversos materiales a partir de diseños introducidos vía una computadora, han comenzado a revolucionar la industria del diseño y la manufactura de objetos.

Y aunque aún no es el proceso dominante para la producción de objetos, va avanzando rápidamente en sus capacidades, alcances, implicaciones y posibilidades económicas.

Hay impresoras 3D de múltiples tamaños y formatos, algunas pequeñas que pueden ser usadas en casa con ciertas capacidades y precios moderados y otras de enorme poder y formato que pueden producir objetos de gran dimensión o complejidad.

Es el caso de la impresora 3D más grande del mundo, creada por la Universidad de Maine, que el pasado 10 de octubre impuso un récord: creó el objeto sólido más grande creado con una impresora 3D. Se trató de un bote de 25 pies de largo (7.5 metros) y 5,000 libras de peso (2.2 toneladas), que es por añadidura el bote más grande jamás construido por una impresora de esa naturaleza.

De acuerdo a la propia Universidad de Maine, el bote fue bautizado como 3Dirigo y probado exitosamente en su laboratorio de ingeniería oceánica (Alfond W2 Ocean Engineering Lab), un centro que consiste en un amplio cuerpo de agua provisto con sistemas de generación de viento y oleaje.