Lendo, Caión y Noicela pasan a formar parte de la zona demarcada por la polilla de la patata

  • Se trata de una decisión tomada por la Xunta y que será publicada en los próximos días en el Diario Oficial de Galicia.
  • Esto implica que no se podrá plantar patata en las parroquias larachesas de Lendo y Caión y en la carballesa de Noicela, después de detectar tubérculos afectados en almacenes de autoconsumo.

La Consellería de Medio Rural y estos dos ayuntamientos organizarán encuentros para informar a los vecinos afectados de las medidas a llevar a cabo para combatir este organismo de cuarentena.

De acuerdo con la normativa vigente, en estas tres parroquias afectadas solo se podrá comercializar tubérculo embolsado y etiquetado preparado para el consumidor final, precisamente porque el movimiento de patata a granel estará prohibido, igual que en el resto de ayuntamientos demarcados.

Por su parte, la Consellería de Medio Rural, con el fin de que el insecto no se extienda por el entorno, establece también zonas tampón en las parroquias limítrofes a las afectadas, en las que se tomarán medidas específicas como que los agricultores deberán comunicar, inmediatamente después de la siembra, todas las parcelas cultivadas con patata, según el modelo establecido para tal fin.

Para la producción de patata en estas zonas cualificadas como tampón, será preciso aplicar las medidas establecidas en el Real decreto 197/2017 publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, tales como un tratamiento fitosanitario durante la fase de tuberculinización y antes de la cosecha. Las patatas recogidas no se podrán dedicar la semilla mientras la plaga no se dé por erradicada. Asimismo, su movimiento se realizará siempre en vehículos cerrados o cubiertos con una malla.

En el caso de los comercializadores, para su producción se aplicarán otras medidas a mayores, recogidas también en la misma normativa entre las que se encuentran la instalación de mallas tupidas y de trampas de captura de tecia en los almacenes.