Sentada en el Parlament contra las agresiones a periodistas en Cataluña

Sienten que se han pisoteado sus derechos, pero más les duele que se haya pisoteado la democracia. Una treintena de micrófonos tendidos en el suelo del Parlamento de Cataluña han simbolizado este miércoles el hartazgo de muchos periodistas ante el incremento de agresiones y amenazas que algunos de sus colegas han sufrido en esta comunidad autónoma española mientras cubrían las últimas manifestaciones independentistas:

“Queremos que la clase política se implique en la condena posterior si hay agresiones, pero también en el trabajo previo, de pedagogía, en decirle a su gente que la prensa está haciendo un trabajo esencial en cualquier democracia, que el trabajo de la prensa contribuye a tener una sociedad sana y democrática, y que un periodista está trabajando, sea para el medio que sea y en la manifestación del signo que sea, haciendo su trabajo lo mejor que puede y lo mejor que sabe”, explicaba Rafa Garrido, del Collectiu Ciutadella, organización que agrupa a periodistas parlamentarios catalanes.