España está más cerca de cobrar 885 M€ que reclamaba por la catástrofe del Prestige


La justicia británica desestimó el recurso presentado por la aseguradora del petrolero contra la sentencia del Tribunal Supremo, que la declaraba culpable de los daños provocados por la marea negra de hace casi 19 años. El magistrado dictaminó que la compañía había debido continuar la batalla legal en los tribunales españoles, y recuerda que no se presentó en el juicio celebrado en A Coruña. La aseguradora, que podría recurrir, mantiene varios frentes judiciales abiertos. De este modo, España gana la primera batalla en Londres para cobrar los 885 millones de euros que reclamaba por la catástrofe del petrolero griego que naufragó frente a las costas gallegas el 13 de noviembre de 2002.